Síguenos:

Marichal: “Desde el domingo no estaré sólo”

 
Este domingo será un día glorioso para Pedro Martínez. Igual, será uno grande para Juan Marichal, quien finalmente tendrá la compañía que siempre quiso en el Salón de la Fama de Cooperstown. Este domingo Martínez, un tres veces ganador del premio Cy Young, obtendrá su nicho en el famoso museo situado en Cooperstown, una villa del condado de Otsego en el estado de Nueva York, Estados Unidos.

 
De hecho, Martínez dedicó a Marichal su primer premio Cy Young en 1997 cuando el derecho de Manoguayabo tuvo 17-8 con 1.90 de promedio de carreras limpias permitidas con los Expos de Montreal. “Él me dice mi viejo y, por supuesto, yo le digo mi hijo”, afirmó el ganador de 243 encuentros en su carrera en las Grandes Ligas. “Hay una amistad muy estrecha entre Pedro y yo, no te imaginas la inmensa felicidad que sentimos cuando supimos que Pedro había sido escogido para el Salón de la Fama”. Ha habido reportes de prensa sobre que Martínez leerá y también improvisará en su discurso de exaltación cuando se efectuará una ceremonia en la que también serán inmortalizados los lanzadores Randy Johnson y John Smoltz y el utility Craig Biggio.
 
En ese sentido, no hay nadie más adecuado que Marichal para aconsejar al exlanzador de los Medias Rojas de Boston. Eso, muy a pesar de que don Juan reconoció que los nervios le invadieron cuando le tocó el turno de pronunciar sus palabras. “Pedro es muy conversador, se que él tiene su discurso preparado”, afirmó. “Lo único que le aconsejo que no se ponga nervioso como me puse yo ese día, que fue un discurso bastante corto y que casi todas las personas que debí mencionar allí, que me ayudaron durante mi carrera, se me olvidaron. Se me olvidó casi todo lo que iba a decir, porque la emoción es tan grande que los nervios no dejan decir las cosas como uno las desea”.
 
Don Juan narra que escribió una parte de su discurso y que fue la primera vez que alguien discurseó en inglés y español. “Escribí un poco, pero los nervios son tan grande que me pasó lo que no me pasó en mi carrera cuando enfrenté a los Yankees y a muchísimos equipos buenos”, recuerda. “Todo se me escapó cuando me vi ante ese fórum”.
 
Marichal reveló que ha tenido contacto con otros inmortales latinos y que han mostrado su felicidad por la llegada de Pedro, de quien dijo, “es querido por todo el mundo”. Reconoce que la clase de 2015 goza de mucha popularidad, por lo que espera que el lugar donde habitualmente se realiza la ceremonia reciba la mayor cantidad de aficionados en la historia. “Puede ser que sea un récord de asistencia, porque son cuatro personas súper súper estrellas”, puntualizó. “Estoy seguro que cada uno de ellos va a llevar una gran cantidad de seguidores y no me cabe duda de que allí habrá cifra récord de fanáticos”.
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar